Abril 10,2020 -bio-ce.com

SOLO EL AMOR LO SALVA TODO.
No se puede construir un templo fuerte, ni sembrar un campo que de frutos, sin una cimentación y preparación sólidas. 
No se puede sembrar ni hacer crear algo nuevo, productivo y protector, sin amor, amor entre nosotros. 
El amor comienza por las pequeñas cosas de la vida y se extiende en ella. 
Siembra semillas de amor allá donde vayas, y mira cómo crecen, florecen y dan fruto.
Incluso, esas semillas de amor que han sido plantadas en los corazones más duros, que creíamos improductivos, comenzarán a crecer al final. 
Quizás les cueste germinar, pero si se les cuida con atención y cariño, lograrán emerger. 
Por eso, que nada ni nadie te parezca un caso perdido; sencillamente, vierte amor sin cesar y no endurezcas su corazón aún más, se amable y comprensivo. 
Prepárate para que intenten justificarse ante ti y sus actos. 
Estate atento para que culpen a los demás de sus padecimientos; pero si tú, has preparado tu corazón, lo has inundado de amor y simplemente eres el receptor de esas semillas, sin rencor, frustración, ni engaños, las sabrás hacer germinar, hasta en ese terreno árido. 
Todo comienza en tu propio corazón, resuelve lo que haya que resolver en tu interior, y encuentra la paz de corazón y mente, se llama amor.
De ese modo puedes dirigirte a cualquier parte, con verdadera dicha y libertad, saber brindar lo que has cultivado en ti, e irradiarlo, es simplemente amor, nunca se agota.
Hazlo que fluya y crezca en cada individuo al cual te enfrentes, a cada situación que te toque vivir y simplemente se la fuente de lo que salva todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *