Abril 17,2020-Tu, eres el generador de tus propios milagros.

A través de la meditación y el viaje interior permanente, se logra encontrar una conexión directa con la fuerza divina, la cual, si somos conscientes de ello, se mantiene y se refuerza en cada instante de nuestra vida.
Ese vínculo con lo superior, la fuerza divina, es la fuente de toda energía; es esa energía la que crea milagros. 
Sí, pues los milagros son la acción de esa fuerza divina y su realización, sin nuestra participación egocéntrica.
Viviendo y actuando a travez de esas leyes, cualquier cosa puede ocurrir.
Identificarte y amalgamarte con la unidad de toda vida, con la sabiduría y energía, es lo que abre las puertas y permite que la fuerza y sus leyes divinas obren en ti y tu entorno. 
Entonces, por qué quedarte atrás viendo cómo suceden milagros en la vida de los demás, cuándo pueden suceder igualmente en la tuya. 
Los milagros se manifiestan cuando te sintonizas con esa energía, unidad, fuerza divina y cuando puedes aceptar que eres capaz de hacer todas las cosas a través de ella. Porque ella te fortalece, te sostiene y obra en ti y a través de ti. 
Más el punto fundamental, para que todo suceda, es reconocer que tú no eres nada solo, pero en unidad con esa fuerza puedes realizar todo, y allí, comenzaras a ver los milagros suceder frente a ti.
Pero no te sorprendas por ello, es lo que la fuerza divina a mantenido siempre dentro de ti, esperando que un día despertaras y abrieras las puertas a todas las posibilidades.
Como lo logras? Con amor, constancia, agradecimiento, bondad, honestidad, humildad y sobre todo respeto hacia ti y quienes están a tu alrededor.
CIRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *