Diciembre 31,2019

Ultimo día del año, según el calendario gregoriano, más en la inmensidad de tu ser, nunca hay final, todo es un permanente estar y seguir creciendo.
Por lo tanto, en este espacio, llamado tiempo, detente un instante y reflexiona, conscientemente, todo los logros obtenidos.
Ya has dado un paso adelante, en la fe, en la unión con la fuerza divina, nunca vuelvas la vista atrás, ni lamentes lo que has abandonado. 
Tan sólo espera el futuro más maravilloso y contémplalo mientras llega. 
Deja atrás todo lo viejo; ya acabó. 
Agradece las lecciones que has aprendido, las experiencias que has tenido, pues todas ellas te han ayudado a crecer y han proporcionado mayor comprensión de ti mismo, pero nunca trates de aferrarte a ellas. 
Lo que te aguarda es incomparablemente más maravilloso que lo que has dejado tras de ti. 
Una vez hayas comprendido, sentido y vives en la compañía de la fuerza divina en ti, cómo podría salir algo mal? 
Has dado un paso adelante, pero si aún sigues preguntándote si has obrado bien, permites te inunden las dudas y temores, se comenzarán a agolpar todas en tu interior y comenzarás a sentirte abrumado, ante el peso de tú decisión. 
Por lo tanto, suelta ese peso, libérate definitivamente del pasado y sigue adelante con un corazón lleno de amor y gratitud permanente, en cada cosa que recibirás de ahora en adelante.
Ciro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *