Mayo, 17 2020

Cada problema que aparece en tu vida, simplemente es la vibración de tu mente en una determinada frecuencia. Un problema sobrevive y se expande, cuando tu mente está en una frecuencia de baja intensidad; pero desaparecerá, cuando incorpores en tu mente las frecuencias de alta intensidad.

Ellas son, positividad, seguridad, confianza, serenidad, honestidad y sobre todo amor y aceptación por lo que estas viviendo. Todo lo opuesto a esto, te mantiene en una frecuencia de baja intensidad, la cual no se inicia o nace por las circunstancias que vives, sino por como tu mente ve y vive esas circunstancias; como proyectes tu vida, será a lo que te enfrentes. Por lo tanto aprende a proyectar lo mejor de ti y todo sucederá de forma mágica. No lo es, pero lo parece, es coherencia emocional y reconocimiento interno, de lo que eres capaz de ser y hacer.

Ciro Espíndola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *